22 oct. 2010

And end has a start

Voy a volver a España durante unas horas, apenas un día, y casi me espero ya encontrarme con un holocausto nuclear, una ciudad en ruinas, una ciudad distinta de la que guarda mis secretos de niñez, como si no los volviera a encontrar. Vamos, como en una canción de M-Clan. Mes y medio, manda huevos. He huido tanto de los españoles aquí en Amberes (me falta poder esconderme de mi compañero de piso, pero no da para tanto el sitio), que casi creía haberme olvidado de Valladolid. Otra estupidez de mi parte, claro.

Está siendo fácil adaptarse, y la estrategia está siendo la de convivir con cualquiera que no hable mi idioma. ¡Habla inglés hasta el tio de seguridad de la escuela! ¡ El de seguridad! ¡Si el conserje de Valladolid apenas puede con el castellano! Supongo que quizás al final lo lamentaré porque los que conozca me quedarán luego muy lejos... Pero españoles ya conozco bastantes, y los tengo casi demasiado cerca durante el resto del tiempo. Italianos, alemanes, portugueses, belgas, chinos-italianos (si Dios pudo crear el ornitorrinco también pudo hacer esto), polacos, madrileños, gallegos, valencianos, catalanes, leoneses... ¿regalan algo aquí a los españoles y yo no me he enterado?

Sea como sea, no me esperaba volver tan pronto a España. Es demasiado pronto, siento que apenas he aterrizado, que apenas me he mimetizado con la zona. Conozco a los tenderos del barrio y cuando me ven con cara de perro son más amables conmigo, pero eso estaba en los primeros puntos de mi lista de adaptación. La lista existe, algún dia la publicaré. Voy a estar sólo un día, y no es ningún drama, ni por ir, ni por volver ni nada. Por supuesto que me apetece ver a mi familia y mis amigs, pero no en estas circunstancias.

Es una lástima, pero puedo considerar cada viaje a España como un nuevo comienzo del Erasmus, que siempre es la parte más interesante de cualquier aventura. Dicen que cada día hay que levantarse como si fuera el último, dejando cualquier cuestión zanjada. Yo prefiero levantarme pensando que cada día es el primero, y creando nuevos planes...aunque no acabo ni la mitad de ellos.

Así que borron y cuenta nueva, a ganar a ganar, pollo para cenar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario